domingo, 4 de septiembre de 2011

Disfraces










Uno de los dibujos preferidos de Andrés es Pocoyó. Algunas tardes te los pongo en el ordenador. Nos reímos con los capítulos. Te encanta gritar sus nombres con cada uno de los personajes. Me hace mucha gracia las caras que pones.

Este año, no había duda de qué disfrazarse en carnavales. Tu abuela "tutu" te lo diseñó enseguida.



Amigos

Es curioso como los niños se relacionan. Entre tantos amigos de edades cercanas, Andrés parece un niño más mayor. Se comporta como los demás, no se queja, come bien, juega con ellos y disfruta de todos sus amigos, mayores y pequeños. En el campo o de fin de semana en casa rural, se le ve contento en esos días de otoño e invierno.

Fotos de casa rural y campo


video

jueves, 16 de junio de 2011

Año nuevo 2011. Ilusiones renovadas.

Comienza el año con paseo por el casco antiuguo de Badajoz. Zona rehabilitada que está quedando cada vez más bonita. Sorprendente silencio por las calles. Parecía una ciudad desierta. Pero era la resaca de Noche Vieja. No había restaurante abierto. Descubrimos por casualidad los encantos de "Doña Purita". Buena comida y sobremesa divertida, María y tú jugando a los disfraces con las servilletas en la cabeza.

LLega el 3 de Enero, cumpleños de "Abu". Tu abuelo Andrés nos invita a una paella. Vienen la familia del tío Ventura. Revolución de niños jugando y peleando. Tarde de cocinón con lumbre. Un gran día, motivo de felicidad al ver disfrutar a todos y por supuesto, estar con tu abu en un día tan especial.

Invierno casero. Nuevas leyes: antitabaco y limitación de velocidad 110.

sábado, 5 de marzo de 2011

Bautizo de Nicolás



Nos presentamos todos en Toledo. Tus abuelos y yo fuimos los últimos. El motivo, un percance de la conductora (ja,ja). No lo escribo y me lo guardo para que te rías de mi. Ya se dedicó a contarlo tu abuelo a toda la mesa en la celebración.

Pasamos un fin de semana entrañable. Juntos todo está bien.













video

Guardería


Te hiciste el remolón al inicio de curso, hasta mediados de octubre no comenzaste a ir a la guardería. Ni te levantabas a la hora de entrada, ni querías desayunar y mucho menos, ir al "cole". Los primeros días, siempre acompañado de tu pelota (amigos inseparables). Llorando para que tu madre no se fuera, pero luego bien que te lo pasabas con tus amigos. Sólo hacías que llorabas cuando escuchabas a tu madre que llegaba por la calle.

Te pasabas la mañana llamando a las dos maestras: Pili ("pihi") y Carmen ("kamen"). Uno de tus compañeros preferidos era Milki. Supongo juntos como el café con leche. Él es moreno y con pelo muy rizado. A ti te encantaba tirarle de los rizos.

Que gran verdad que somos "animales de costumbres". Los niños son como un reloj. A base de costumbres comenzaste a comer en la guardería. Pero ya te encargas los fines de semana de jurársela a tu madre con la comida.


Tu adaptación a la guardería se ha visto afectada por los continuos resfriados de este invierno. Una semana bien, la siguiente malito. Te empieza a subir la fiebre y al pediatra. Solías recuperarte el domingo. Tu madre te avisaba: "Mañana vamos al cole".Y rápido y veloz contestabas: "A cole, NO. Arora, si".

Uno de los disfraces en la guardería: el pastor de Navidad.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Vacaciones de verano

Bien merecidas mis vacaciones, me dispongo a disfrutarlas en mi casa y con mi gente. ¡ Qué más se puede pedir!. Cada mañana desayunando con mi madre y al ratito llegabais tu madre y tú. Unos días bien despierto y sonriente, otros con los ojos hinchaditos y algunos aún dormido con tu pijamita.

Primer paso: intentar que dejaras que tu madre desayunara. Como una garrapata agarrada a su pierna o un rana encogiendo las piernas para que no te dejara en el suelo.
Segunda misión: inventarnos alguna estrategia para que tu madre se fuera a la tienda. "Andrés, vamos a echar de comer al perrito y a las gallinas", "vente conmigo a mi habitación", "vamos a jugar con el agua"... Algunos días te echabas una carrera sin pensártelo pero otros a todas las propuesta tu respuesta era un claro y rotundo: "no,no". Pobre, cuando volvíamos de ver al perrito ( que tu madre aprovechaba para irse) ponías una cara de desesperación y la llamabas buscándola: "má, má...".



Tercer objetivo: la papilla. Estrategias: pintar, enseñarte fotos, contarte historias... Qué burrito apartando la cuchara.

Un rato de juego con tus pelotas y trastadas, te traía a mi habitación para hacer la cama y luego me iba a correr.
Para mi ese ratito de la carrera es como un rato de encuentro personal. Cerca del campo, buen tiempo o calor (depende de la hora de salida), música que entretiene y kilómetros que recorrer. Al principio, tras tanto tiempo sin hacer ejercicio por el tema oposiciones, no veas lo que me costaba. Te desmoralizas de lo mal que te encuentras físicamente. Pero como en todo, hay que tener paciencia. La carrera es muy sacrificada, pero si aprendes a disfrutarla es una especie de filosofía. De eso trata el libro que recomiendo : "De qué hablo cuando hablo de correr".

Tras la carrera, te venias conmigo a "hacer gimnasia". Tumbado en plan croqueta te rebozabas por todo el suelo tratando de imitarme mientras contábamos las abdominales.
Siguiente reto: darte el puré en tu bañera. Tu abuela siempre te santigua y le contestas riéndote: " aaa..én". Ahí si que estabas bien agustito. Lo que te gusta el agua y tus muñecos. No hay quién te saque. Ya limpito a esperar a tu madre, un aperitivo de tomate sentado en el taburete de la barra. Con tu pequeño tenedor.

Los días que te quedabas en la siesta no durabas dormido nada. A las 17h ya estabas llamándonos. Te gustaba mucho cuando sacaba la botella del congelador para irme con la bici, tanto que te compré una amarilla para que bebieras tú solo. Y venga abrir y cerrar el frigorífico para coger tu agua. Tras la bici vuelta a jugar conmigo.

Tu abuela todos los días me riñe antes de salir a hacer deporte. Ninguna hora es buena. Pero es que no entiende que con la bici tienes que tener mucho tiempo. Y el calor es el que es, para eso está el sudor, para refrigerar el cuerpo. Pero lo hace por que no quiere que me pase nada. Como medida llevo mi móvil por si pincho que algún alma caritativa venga a recogerme. Eso sí ,no me libra de picaduras de abejas o paradas de la guardia civil je. Lo importante es el agradable momento de hacer ejercicio. A diferencia de la carrera que sufres más, la bici te permite disfrutar de paisajes espectaculares de nuestra hermosa Extremadura, buscar nuevas rutas y aventuras, orientarte y también te mantiene con la incertidumbre de dónde acabaré hoy. Espero a lo largo de los años educarte en este gusto por el ejercicio como medio de desarrollo personal. A eso me dedico con mis alumnos y puedo estar satisfecha de lo bien que se lo pasan. Muchas veces lo pienso, a ver si me acompañáis en mis rutas.

A parte del placer por el mundo del deporte, el verano nos ha traído a estar en casa con la familia. Tus primos y tíos por aquí, que esto parece una procesión de carritos de paseo.


El aniversario de tus abuelos fue este año muy emotivo. Larga cena con aire acondicionado por las altas temperaturas. Faltaron la familia Moreno García pero le llamamos varias veces. Nuestro regalo quedó nublado por la respuesta de nuestros padres. ¡¡¡Ellos nos regalaron a nosotras.!!! Eso es la generosidad en estado puro. Un sobre grande (estilo de tu Abuelo) con un título apropiado: "A Dios volvo". Dentro un sobre para cada hermana con un objetivo. Un significado que algún día te explicaré en persona. Estas cosas son las que aprenderás estando con ellos. Recuerdo muchas notas de mis padres, en especial algunas poesías de mi padre. Como aquella que le dedicaba a su esposa el día de su 25 aniversario: " a mi mujer que una joya es...". En cada uno de sus actos siempre está mirar por los demás y por los que más lo necesitan. Tienen siempre un momento de reflexión para DAR GRACIAS. De lo cuál estaremos eternamente agradecido de haber recibido esta educación. Ya te darás cuenta con los años.


A finales de Agosto, le organizamos a tu madre su cumpleaños. La terraza quedó preciosa con los globos y velas. La mesa perfectamente decorada. La música buscada en en internet por Andrea. La comida elaborada y Luis que siempre ayuda, a cargo de la barbacoa. Los regalos casi ya los había visto, pues la mayoría los compré con ella pero sabe muy bien poner cara de sorprendida jeje. Fue una cena muy bonita y bien rico estaba todo. Vosotros por allí jugando y tu prima Emma con sus dotes artísticas recitando chistes y haciendo piruetas como loca. ¡Qué risa!. Espero fuera un gran regalo.


Como ves, hemos pasado mucho tiempo tiempo juntos en verano y no sabes como disfruto de tu compañía. Y lo mucho que nos reímos.


video

Sumando vidas


Entrando el calor de lleno, final de curso, mucho trabajo por terminar y con los apuntes cerca que las oposiciones estaban a la vuelta de la esquina, llega desde Toledo la esperada noticia: tu primo Nicolás estaba a punto de nacer.



A la hora del recreo recibí un mensaje de un amigo de tu tía Isa. Alarmada llamé a tus abuelos, falsa alarma. A las horas, estaban ya en carretera, ya estaba en el hospital. Ay madre, yo pensaba en mi hermana, que saliera todo bien y no se desesperara. Toda la tarde pendiente y nada. Volvía a casa por la noche y recibo la llamada de mis padres: YA HA NACIDO. El 1 de junio a eso de las 22h vino este niño tan grande.

Como dice su padre: "San Bendito". Nicolás no puede ser más bueno, se dedica a comer y dormir. No da guerra ninguna, hay que despertarlo para que coma. ¡ Qué cosita!.

Fuimos a verles ese viernes y nos juntamos en su casa todos. Y como no, Pablo y María haciendo de las suyas, pintaron la fachada de barro :"arte creativo".

Nicolás y sus padres vinieron a casa pasado un mes, el niño parecía que tenía tres meses. Yo no pude disfrutar mucho tiempo pues me cogió en plenos exámenes, calor desesperante y estrés que me rebosaba hasta por las orejas.

Haciendo un paréntesis: uf, sólo pensar en esos días de tensión y se me pone el cuerpo malo ( Je). Pero "no hay mal que cien años dure" y todo pasó. Aprobamos, adelantamos unos veinte puesto y se acabó, a coger fuerza para otros años. Es cierto que "de todo se aprende". Ves las cosas de otra manera, te superas a nivel personal, te hacen más fuerte las situaciones límites y sobretodo te hacen valorar las cosas importantes de la vida. En mi caso, el apoyo de la gente que siempre está a las buenas y a las malas, muchas gracias por el aliento. Valoras todo lo que dejé aparcado para dedicarme a esa montaña de folios y horas de tiza y pizarra ( que se lo digan a Fernando, como le llama Pablo, mi maestro, que se ha pasado muchas horas ahí venga a escucharme y corregirme). Cuando todo terminó volví a retomar esas pequeñas cosas que tanto necesitaba. Despertar y tener tiempo libre para salir a correr, con la bici o dar un paseo es magnífico. Me gustaría que si algún día vives este tipo de situaciones, seas fuerte, te impliques y mantengas la calma. Se aprende poco a poco y a base de construir caminos. Y qué bien se siente uno cuando da todo cuanto tiene. Esa es una de las mejores recompensas a nivel personal.

Bueno que me enrollo. Te contaba que tu primo Nicolás a parte de ser el tercer varón de la casa, el más pequeñito (tú le dices: itito) y con el puesto de 7º nieto, este niño nos va a coger pronto en altura je, je porque como decimos bromeando: "que eres muuuu largo...". Me gusta ver a tu tía Isa cuidando de él y le felicito que con lo "cagona" que es cómo se desenvuelve. Pepe hablándole con voz de niño chico mientras juegan. Se lo pone en la barriga y se quedan los dos dormidos, mi hermana venga a reñirles porque dice que lo va a "aplastar" (ja, ja, siempre ha sido muy exagerada).

La familia crece y ahora viene la racha de varones. Ála Sara, anímate para el segundo y se igualan nietos-nietas, porque como tengamos que esperar al mío...je, je.



Un bebé trae mucha alegría. Un cambio de vida para los padres. Unos se adaptan mejor o peor, también influyen lo mucho o poco que llore el bebé. Pero sin duda, es una etapa preciosa.

video